Shell aumentó sus combustibles un 3,8% en promedio desde este miércoles

Los nuevos valores comenzaron a regir a partir de este miércoles a la medianoche. El porcentaje corresponde al último incremento acordado durante el año pasado entre el Gobierno Nacional y las empresas petroleras.

Desde la medianoche de este miércoles 15 de marzo, se concretó la actualización en los precios de combustibles de Shell. Se trata del cuarto y último aumento previsto a partir del acuerdo entre el Gobierno Nacional y las empresas petroleras. Por tal motivo, los valores tendrán un incremento del 3,8% promedio a nivel nacional.

A poco de que se confirmaran los datos de la inflación, la petrolera Raizen, licenciataria de la marca Shell anunció el aumento en el precio de combustibles que empezó a regir a partir de hoy. La medida implementada forma parte del acuerdo realizado durante noviembre del año pasado entre las empresas del sector hidrocarburífero con el Ministerio de Economía. En aquel entonces, se estableció un tope en las subas de la nafta por el plazo de cuatro meses.

Tanto en diciembre como en enero y febrero la suba fue del 4% mientras que en marzo el aumento es del 3,8%, según lo acordado con la Secretaría de Comercio. De esa manera, la actualización de precios intenta absorber mínimamente los incrementos en los biocombustibles, como así también los costos logísticos y variación en el tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas que se utilizan para la producción de combustibles.

El programa denominado “Precios Justos” fue considerado como un acuerdo positivo por parte de las empresas que firmaron, dado que les permitió contar con una previsibilidad en el mercado y contener la inflación. En el mismo participaron las compañías YPF, Panamerican Energy, Raizen y Trafigura, las cuales hicieron efectivo el aumento pautado durante los últimos cuatro meses.

En el acuerdo firmado el año pasado, el Estado se comprometió a garantizar el acceso a divisas para las empresas, sobre todo para el abastecimiento de lubricantes. Además, acordó a reducir temporalmente impuestos en la importación de combustibles a los efectos de garantizar abastecimiento para los sectores del agro.