Defensores del pueblo preocupados por el vandalismo en escuelas

Luis Salomón, Fernando Rizzi y Daniel Barragán recibieron a la Federación de Cooperadoras Escolares por la sucesión de delitos contra establecimientos, alumnos y docentes.

Los Defensores del Pueblo de General Pueyrredón Luis Salomón, Fernando Rizzi y Daniel Barragán recibieron en la sede de Belgrano 2740 a la Comisión Directiva de la Federación de Cooperadoras Escolares del distrito de General Pueyrredón, Sebastian Campanelli, Gabriela Vives y Eli Guerechet. 

Motivó la reunión la preocupación común por la seguridad en las escuelas y para las comunidades educativas. La inquietud se profundizó luego de los sucesos violentos ocurridos en el Jardín 919 de Mario Bravo y Rafael del Riego.  

Desde hace tiempo distintos actores de la vida educativa de Mar del Plata y Batán evalúa la sucesión de delitos contra las escuelas, las alumnas y alumnos y los docentes, entre otros lo ocurrido con el director de la escuela 12 y los robos en la escuela agraria de Laguna de los Padres

Con los cooperadores intercambiaron visiones y manifestaron haber tenido charlas con sindicatos, jefaturas distritales, consejeros escolares, directivos de establecimientos, sociedades de fomento, centros de estudiantes, equipos de investigación de la UNMDP en los que compartieron la preocupación. 

Entendiendo que la seguridad de las escuelas y las comunidades educativas no es una cuestión únicamente policial sino una construcción de redes que involucren a todos los sectores preocupados por el tema, acordaron la importancia de impulsar redes de corredores seguros educativos comunitarios que protejan a las comunidades educativas tanto de escuelas estatales como provinciales y municipales, escuelas de gestión privada y establecimientos universitarios. 

Además, coincidieron que la educación es un derecho de todos y que es obligación de los estados y de las entidades y organizaciones de la sociedad civil garantizar el ejercicio seguro de este derecho

Con el compromiso de un trabajo en conjunto con otros actores educativos concordaron la urgencia en la necesidad de construir una respuesta a este problema creciente. 

El seguro funcionamiento de las escuelas disminuye la desigualdad social y acerca a cada alumno y alumna a la igualdad de oportunidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.