Cristina Kirchner: “Las desigualdades son producto de decisiones políticas o de no tomar decisiones políticas”

La Vicepresidenta abrió las sesiones de la asamblea Euro-Latinoamericana donde destacó la importancia del Estado, habló de la guerra entre Rusia y Ucrania y sobre la deuda con el FMI.

Buenos Aires.- Cristina Kirchner abrió la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat), donde se refirió a la importancia del Estado, la guerra entre Rusia y Ucrania y la deuda con el FMI, entre otros temas.

Como cada vez que habla, la presentación de CFK generaba expectativa. Y más aún esta vez en el contexto de tensión que se vive dentro del Frente de Todos y ante la declarada falta de diálogo entre ella y Alberto Fernández. En Presidente no estuvo presente en el inicio de las sesiones de la EuroLat por su parternidad.

Tras un comienzo en el que planteó que se trataba de “un día de muchas emociones” porque había estado en el CCK por última vez cuando le tocó inaugurarlo y su construcción comenzó durante el mandato de Néstor Kirchner y “fue un proyecto muy caro” a los gobiernos kirchneristas, la vicepresidenta hizo un discurso en el que hilvanó conceptos válidos tanto para el escenario mundial como local.

 “La pandemia no ha hecho más que acentuar la desigualdad”, dijo para luego explayarse en el planteo de la necesidad de volver a poner en valor la idea del Estado como actor clave para el desarrollo igualitario de la sociedad.

“Alguien se ha preguntado qué hubiera sido de la vida de todos nosotros si el Estado no hubiera intervenido para que pudiéramos salvarnos y no morirnos nosotros y nuestros seres queridos”, señaló CFK y advirtió que “es un necio o un cínico quien niegue la importancia del Estado”.

Cristina Kirchner planteó que “el capitalismo se ha demostrado como el sistema más eficaz para la producción de bienes y servicios”, pero que es central definir “si este proceso capitalista que se da en todo el mundo, de China a Estados Unidos, lo conducen las leyes del mercado o las leyes del Estado”.

En ese punto, la vicepresidenta hizo otra reflexión relevante también en el marco de  la discusión planteada entre el kirchnerismo y el sector del oficialismo alienado con el Presidente: dijo que esa es “la gran discusión” y remarcó que “las desigualdades no nacen por un orden natural, ni ineluctable” sino que “son el producto de decisiones políticas o de la falta de decisiones políticas”.

Durante su discurso la expresidenta volvió a plantear el interrogante de cuánto poder tienen hoy realmente los Estados y ahí dejó otra definición: “Que te pongan la banda y te den un bastón no es poder y ni te digo si además no se hacen las cosas que hay que hacer”. Dijo que lo decía por experiencia pero muchos leyeron también como un mensaje a Alberto Fernández.

En ese contexto, señaló la necesidad de ver “qué tipo de Estado necesitamos para hacer frente a un mundo que no tiene nada que ver con cuando se construyeron los estados que hoy gobiernan el mundo”. “Mercados, monopolios, oligopolios… nada de eso figura en nuestras constituciones”, añadió y luego llamó la atención en que “lo que se está traduciendo en muchos lados en las elecciones es la insatifacción de las democracias. Eso debería obligarnos a todos a repensar nuestra ingeniería institucional”.

“Durante la pandemia el sector privado recibió todo tipo de ayuda. Sin embargo ante esta otra tragedia de una guerra que estamos viviendo ahora el mercado contesta ‘Ah, no importa, son mis ganancias y los demás que revienten’. Así no vale, como dicen los chicos”, remarcó CFK y agregó que si en su momento recibieron ayuda ahora es el turno de que ayuden.

Fue ese el punto de introducción al tema del conflicto entre Rusia y Ucrania. “De los cinco países que conforman con silla permanente y derecho a veto el Consejo de Seguridad de la ONU todos en algún momento no han respetado las normas del derecho internacional”,  enfatizó la vicepresidenta y agregó: “Hemos denunciado el doble estándar del derecho internacional de las grandes potencias que se creen por encima de los demás”.

CFK citó el caso de “la ocupación de nuestras Islas Malvinas” y expuso que “los argentinos vemos ese doble estándar en nuestro propio suelo. Tenemos una base de la OTAN a 14 mil kilómetros del Reino Unido diciendo que eso no es territorio argentino”.

Además recordó que durante su mandato como presidenta, la Argentina “votó  una resolución de EEUU contra la anexión de Crimea porque como somos coherentes respetamos el principio de integridad territorial a lo largo y ancho de todo el planeta”.

“Es necesario que nos replanteemos seriamente el mundo en el que queremos vivir  que sea respetado por todos los países”, afirmó.

La vicepresidenta remarcó también la ilegalidad de préstamo que el FMI le concedió al gobierno de Mauricio Macri y que eso no es investigado por la Justicia.

En ese marco, expresó que “hay un déficit muy grande en nuestra región” en lo que refiere al funcionamiento del Poder judicial y habló de la irrupción del “partido judicial contra los gobiernos nacionales y populares”.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.