Reducen al hombre que se había atrinchererado con explosivos en un edificio

El ex militar de 86 años fue trasladado al área de psiquiatría del hospital Interzonal. Además, efectivos policiales allanaron el domicilio.

El militar retirado de 86 años que se había atrincherado con explosivos en una vivienda de Castelli al 2300 fue reducido y detenido por la policía.

Fuerzas operativas especiales irrumpieron en la vivienda y aprehendieron al hombre que desde anoche había comenzado a hacer detonaciones y a alterar al barrio.

Fue trasladado al área psiquiátrica del Hospital Interzonal General de Agudos para su evaluación, al tiempo que se lleva a cabo un allanamiento en la vivienda.

EL HECHO

Efectivos del Grupo Halcón y expertos del escuadrón de explosivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires mantienen rodeado el domicilio de un hombre mayor que desde esta madrugada, por razones que aún se desconocen, amenaza con activar explosivos que asegura tener listos para la detonación.

La situación que se da en cercanías del Hospital Interzonal Materno Infantil demandó la evacuación de familias de propiedades vecinas por precaución y hasta tanto se pueda resolver el caso. Las primeras versiones indican que un hombre de más de 86 años, que sería jubilado de una fuerza armada, asegura tener elementos explosivos que está dispuesto a utilizarlos.

Con apoyo del municipio se dispuso un amplio corte de tránsito que alcanza a casi cuatro manzanas que rodean esta vivienda de la calle Castelli entre Santa Fe y Corrientes.

Los primeros datos sobre las amenazas transcurrieron durante la madrugada, cuando vecinos denunciaron algunas detonaciones en la propiedad de este hombre que viviría solo.

Fuentes policiales indican que cuando acudieron las primeras patrullas confirmó su decisión de permanecer atrincherado y, sin dar mayores explicaciones, gritó que tiene explosivos y que está decidido a utilizarlos.

En el lugar trabajan el Grupo Halcón y también equipos de fuerzas policiales expertos en explosivos, listos para intervenir mientras se buscan canales de diálogo y negociación con el militar para que deponga su actitud.

En principio se cree que las detonaciones que se escucharon durante la madrugada las habría realizado con pirotecnia de alto impacto.

Las mismas fuentes confirmaron que en ese mismo domicilio, en primer piso, se realizó hace poco más de una semana un allanamiento en el marco de una denuncia judicial, trámite que finalizó con el secuestro de algunas armas y la formación de causa contra este individuo por tenencia ilegal de ese armamento.

Algunos vecinos aseguran que se trata de un hombre mayor con algún tipo de problemas psiquiátricos y que vive solo pero con una acompañante que su familia dispuso para su cuidado, mujer que también habría dado detalles sobre su cuadro y reacciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.