La defensoría del pueblo impulsa la preservación de lanchas amarillas

La propuesta para garantizar la preservación de las últimas 14 lanchas amarillas que quedan, de alrededor de 200 que supo haber, prevé convocar a los actores sociales vinculados a la materia.

La Defensoría del Pueblo del Partido de General Pueyrredón, a través de los Defensores Fernando Rizzi, Daniel Barragán y Luis Salomón, emitió una Resolución mediante la cual Declara de su interés la preservación de las “lanchas amarillas” descubiertas de la banquina del Puerto de Mar del Plata, como testimonio de la historia de la ciudad y como patrimonio cultural, social, histórico y paisajístico. 

Asimismo propone convocar en forma conjunta con el Honorable Concejo Deliberante, a una mesa de trabajo, tendiente a promover las medidas necesarias a efectos de que la preservación de las lanchas pueda convertirse en realidad. 

La propuesta para garantizar la preservación de las últimas 14 lanchas amarillas que quedan, de alrededor de 200 que supo haber, prevé convocar a los actores sociales vinculados a la materia, citándose a título enumerativo: 

–           Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata 

–           Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación 

–           Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Provincia de Buenos Aires 

–           Intendente Municipal 

–           Legisladores nacionales y provinciales de Mar del Plata 

–           Secretaría de la Producción de la Municipalidad de General Pueyrredon 

–           Ente Municipal de Turismo 

–           Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires 

–           Consejo Federal Pesquero 

–           Sociedad de Patrones Pescadores de Mar del Plata 

–           Propietarios titulares de las lanchas 

–           Colectividades 

En las últimas horas, los Defensores se reunieron con los titulares de las “lanchas amarillas” en la sede de la Defensoría del Pueblo, quienes estuvieron acompañados por autoridades de la Cámara Argentina de Industriales del Pescado, para promover acciones conjuntas en la materia. 

Al respecto se tiene en cuenta que la Ordenanza Nº 18774 del año 2008, impulsada por el entonces Concejal Ricardo Alonso, declaró de “interés municipal” la pesca costera de lanchas amarillas descubiertas, que operan con permiso de tipo artesanal desde la Dársena en la Banquina del Puerto de Mar del Plata, por su valor cultural y turístico. 

Las lanchas amarillas, además de constituir en sí mismas patrimonio tangible concreto, representan un claro e innegable Patrimonio intangible, vinculado a las técnicas y artes de la pesca, como una ocupación laboral tradicional de la identidad marplatense. 

Resulta un deber con estas y las generaciones futuras, reconocer y preservar la actividad pesquera de las “lanchas amarillas”, con su legado de cultura del esfuerzo y del trabajo. 

En alguna época fueron mas de 200 las lanchitas que salían e ingresaban diariamente a la banquina de pescadores, quedando hoy solo 14 operativas, habiendo el resto sido vendidas por sus permisos de pesca, y posteriormente desguazadas. 

El paso de los años, de las generaciones, el adelanto de la tecnología y la modernidad, no pueden sepultar la tradición pesquera de esta ciudad, que debe permanecer como legado de trabajo y de desarrollo local, tal cual sucede en muchos puertos del mundo donde la pesca artesanal sigue exhibiendo el elemento histórico, más allá de la evolución de la industria. 

No queremos que las lanchas amarillas pasen a la historia y queden tan solo en las fotos y los recuerdos, sino que queremos que sigan dando testimonio de vida, de esfuerzo, de tesón, de trabajo y del desarrollo de la ciudad. 

La causa de las lanchas amarillas está directamente vinculada a nosotros y a nuestra descendencia, a la memoria, la historia y la identidad de la ciudad, al aporte de la inmigración, mayoritariamente italiana, y en caso de desaparecer las mismas, la pérdida será definitiva e irreparable. 

Como entidad defensora de los derechos humanos, debemos tomar postura en la preservación de la memoria y el patrimonio de nuestra comunidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.