El Colegio de Arquitectos crítico la falta de espacios públicos en las playas

La Mesa Directiva remarcó en un comunicado que la pandemia y posterior crisis por ella generada, dejó al desnudo “una ciudad que normaliza la desigualdad”.

El Colegio de Arquitectos abogó una vez más por la necesidad de lograr una visión sustentable y equitativa de la ciudad, a través de un proceso de gestión colectiva y en tal sentido, hizo hincapié en el uso del espacio costero, que revea el porcentaje destinado al alquiler de espacios de sombra, que debería ser móvil y a requerimiento. En definitiva, un cambio de paradigma que beneficiaría a quienes habitan la ciudad todo el año.

La Mesa Directiva remarcó en un comunicado que la pandemia y posterior crisis por ella generada, dejó al desnudo “una ciudad que normaliza la desigualdad” en relación a las playas y que “para que sea viable un uso saludable y sin hacinamiento, hay que recurrir en parte al porcentaje que se encuentra destinado al alquiler de espacios de sombra, dado que la escasa porción de arena destinada al uso público, no llega a absorber el alto porcentaje de turistas cada temporada”.

En ese sentido remarcaron que se trata de una situación que no se acaba con la finalización del período estival, ya que las estructuras de las carpas quedan armadas durante todo el invierno, “negando el paisaje natural que turistas y locales desean aprovechar todo el año”.

“Desde nuestra institución celebramos las declaraciones vertidas por el presidente del Emtur, donde fijó la postura de tender hacia un modelo de sombra móvil. Un esquema de estas características es mucho más acorde con la dinámica costera que el actual modelo de explotación. Será de esperar que estas declaraciones se vayan tornando en realidad, como así también que en los próximos días se vayan liberando los accesos que hoy todavía se encuentran obstruidos a pesar de la finalización de la reciente temporada estival”, apuntaron los arquitectos.

“En Mar del Plata el lugar público fundamental, consustanciado con nuestro estilo de vida, el lugar del encuentro y disfrute, escenario de la práctica de los deportes emblemáticos, el lugar que explica las razones originarias de la conformación de nuestra ciudad, y nos da las claves de nuestra identidad es sin dudas el espacio costero”, concluye el Colegio, lamentando que “paradójicamente año tras año asistimos en carácter de observadores a su privatización, el lugar que hasta hace días se disfrutaba libremente se cierra con vallados, se torna inaccesible y se cubre de carpas”.

“La impronta privatista absolutamente determinante en la conformación del espacio playero refleja una concepción de la costa e incluso de otros lugares públicos emblemáticos de la ciudad, no como espacios de uso destinados al disfrute de la población sino como una mercancía, una plataforma para hacer negocios, reafirmando una concepción mercantilista en los flujos de toma de decisiones”.

Finalmente, considerando “el largo camino que queda por recorrer para revertir la atrofia de nuestros lugares públicos”, el Colegio reafirma la necesidad de “encaminarnos seriamente y de una vez por todas hacia una visión más sustentable y equitativa de la ciudad, concibiendo su gestión como un proceso eminentemente colectivo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.